viernes, 5 de febrero de 2010

El discreto encanto de la burguesía


Anoche volvimos a ver El discreto encanto de la burguesía, casi cuarenta años después: pesadillas y banalidades, violencia y small talk. Me trajo el olor de la muerte. Los golpes militares en Chile y Argentina, los miles de desaparecidos, los mejores jóvenes asesinados. Comparo el volver a verla con el desandar por los caminos de la vida propia que en los campos de Puerto Rico emprendían los agonizantes.

Buñuel destiló esta obra maestra de la crítica venenosa en los tiempos de las dictaduras autóctonas inspiradas desde los centros de poder militar y cultural: los declinantes imperios europeos y el colosal imperio estadounidense. En escena y entredicho quedó el discreto cinismo de esos regímenes totalitarios que todavía, en total impunidad, cosechan sus frutos. Aquí, en Puerto Rico, con todo y “democracia” electoral, estamos resintiendo esas tempestades alimentadas por los vientos de la dependencia, el oportunismo y la cobardía; la "buena vida" despatarrada a la sombra del presupuesto del gobierno colonial.

"Nuestra" burguesía no conocerá la ciencia del buen gobierno, ni será espejo de inteligencia, cultura y moral, pero sí sabe de vinos caros y de relojes carísimos y de colecciones de arte y de joyas espectaculares. ¿Pasarán? Está por verse. Siempre es posible luchar por la libertad y envenenarles los sueños a los burgueses discretos.

6 comentarios:

silvia dijo...

Marta: eres muy generosa dotando de estilo y gusto a la burguesía de hoy. Pienso sobre todo en esa franja cada vez más reciente de dinero nuevo amasado con contratos, consultorías, corporaciones ad-hoc. Esa burguesía es más pandilleril, localista, venida a más. Por supuesto, está todavía el "old money" pero tampoco hay que rasgarse vestiduras. Su clímax es aparecer en Magasín algun domingo. Silvia Alvarez Curbelo

Mariana dijo...

?Cuando es que se le complica la vida tanto a las gentes para que las situaciones inaguantables (la existencia de la burguesia versus los conflictos de las otras clases bajas) se vuelvan sal y agua, seda invisible entre las manos?

Terra dijo...

Por eso creo que cuando los corruptos que se dana buena vida van presos, realmente están teniendo una segunda oportunidad para convertirse en gente, no estoy muy segura de que sus hijos (acostumbrados al lujo) entiendan la lección y sirvan de algo a este mundo moribundo.

Robert Dí Cab dijo...

¿Por qué usted cree que fue la Revolución Francesa?

Anónimo dijo...

Saludo soy estudiante del profesor Alex Samuel Vélez en popac en Ponce PR. me envió a interpretar El discreto encanto de la burguesía como asignación.

Esto es lo que pude interpretar no soy buena pero lo intente.y pues espero que le agrade.
Se observan cómo se divierte entre ellos dialogando sobre lo que sucede en el mundo .Como sufren los soldados al ser golpeados y desaparecidos. Que el olor era raro. Era un tiempo donde se vivía mucha cobardía donde la inteligencia, la cultura y la moral es algo que para este tiempo no ha cambiado. Ellos luchaban por su libertad y por lograr todos los sueños.en el mundo todavía existe el cinismo de la persona que juzgan a los demás y los manejan a su manera. Esto es una realidad que se vive a diario.

rose dijo...

Saludo soy estudiante del profesor Alex Samuel Vélez en popac en Ponce PR. me envió a interpretar El discreto encanto de la burguesía como asignación.

Esto es lo que pude interpretar no soy buena pero lo intente.y pues espero que le agrade.
Se observan cómo se divierte entre ellos dialogando sobre lo que sucede en el mundo .Como sufren los soldados al ser golpeados y desaparecidos. Que el olor era raro. Era un tiempo donde se vivía mucha cobardía donde la inteligencia, la cultura y la moral es algo que para este tiempo no ha cambiado. Ellos luchaban por su libertad y por lograr todos los sueños.en el mundo todavía existe el cinismo de la persona que juzgan a los demás y los manejan a su manera. Esto es una realidad que se vive a diario.