domingo, 12 de febrero de 2012

Silente


Un hombre se despide de su mujer confesándole que nunca la quiso. Y se hunde en un pantano de espuma.

Si una película tiene estilo, se te pega. De esta sales con dos lenguajes suficientes: música y mímica. O tres, no olvidar los subtítulos: “Congratulations. Everything has been sold. You have nothing left”. Inverosimilitud, lágrimas y happy endings, circo y mala estrella. El cine nació del melodrama; el perfume, de la peste a humanidad.

1 comentario:

antigonum cajan dijo...

Pense antes de leer el calce, era un Nacionalista..en alguna calle en NY.