martes, 14 de junio de 2011

El día que Obama Babá bajó a la cueva de los ladrones
















y cargó con un millón de presidentes muertos, es decir, de guashintones, o sea, de papeles devaluados, o lo que es igual, de vergüenzas perdidas.