miércoles, 16 de abril de 2008

Escribir, quemar puentes, tenderlos: Áurea

"La aproximación a los materiales literarios siempre es afectiva: tienen una razón de ser esas lecturas rigurosas, que son como caprichos. Eso se aprende con el tiempo. Se aprende a ir leyéndose en la aventura de leer. Quisiera que le-yéndose no suscitara una acción de despedida, sino un pórtico para desanudar las confluencias, ramificar las coordenadas de trabajo, multiplicar las sugerencias, acariciar las posibilidades. Pensar es hacer música, glosando a Glissant."

Áurea María Sotomayor, Femina faber

No hay comentarios: